Bañeras para bebés

La bañera para bebés es mucho más que una necesidad para los padres jóvenes. El baño, además de un simple gesto de higiene es en realidad un momento para  compartir y disfrutar en familia. En el agua, su bebé descubre nuevas sensaciones y conoce su cuerpo un poco más cada día: ¡qué alegría verle divertirse en el agua o jugando con sus juguetes de plástico!

Las mejores bañeras para bebés

¿Que se necesita para bañar a un bebé?

Para el baño del recién nacido es aconsejable utilizar una bañera para bebés, en la que se puede sumergir al bebé hasta los hombros. La temperatura ideal del agua es de unos 36-38 grados, similar a la temperatura del cuerpo. Para medir la temperatura correcta utilizaremos el termómetro de baño, con sus diversas y bonitas formas.

Hay varios tipos de bañeras para bebés, todas diseñadas para la máxima seguridad y placer de su hijo. Para orientarse en la elección de la bañera hay que tener en cuenta no sólo las características y el espacio de la misma, sino también las necesidades del niño.

¿Cómo elegir correctamente la bañera para bebés?

El baño es un momento especial entre tú y tu bebé. Pero para que siga siendo un momento de relajación y placer, es necesario encontrar la bañera adecuada: aquella en la que el bebé esté a gusto, instalado cómodamente, adaptándose a las posibles limitaciones de la superficie del baño.

Entonces, ¿a dónde acudir? Rígida, hinchable, plegable o con silla de baño: descubre las especificidades de cada bañera para ayudarte en tu elección.

Tipos de bañeras para bebés

Para elegir una bañera para bebés, es importante conocer todos los modelos existentes y sus especificaciones. Aquí os damos una visión general de las soluciones disponibles para el baño de su bebé.

Bañeras ergonómicas

La bañera ergonómica es la bañera tradicional que puede acompañar a su hijo en el baño, desde el nacimiento hasta los 24 meses. Es sin duda la bañera más utilizada por los padres porque es práctica, sobre todo si tienes un baño pequeño.

Es una bañera compacta y ligera que se puede colocar en la bañera o en el plato de ducha, o en cualquier superficie estable. Sin embargo, tenga cuidado, dependiendo de dónde elijas colocarla, porque puede que tenga que agacharse y adoptar una posición incómoda para lavar a su bebé. Para superar este problema, puedes elegir una bañera para bebés ergonómica equipada con arcos o un soporte.

Los arcos le permitirán colocar la bañera de su bebé a través de la suya. Esto ahorrará mucho espacio y en caso de salpicaduras, el agua fluirá hacia su sistema de baño. Sin embargo, todavía tendrás que agacharte un poco. Cuidado con el dolor de espalda.

El soporte de la bañera viene con grandes pies plegables. Son muy fáciles de guardar y permiten elevar la bañera del bebé a su propia altura y así lavar al pequeño mientras está de pie. Pero en este caso, ¡cuidado con las salpicaduras!

Cabe mencionar que las bañeras ergonómicas suelen tener un lado ligeramente inclinado para que puedas apoyar al bebé en la bañera lo más cómodamente posible para disfrutar de su baño.

Bañeras cubeta

La cubeta de baño también conocida como tina de baño, es una buena alternativa a la bañera ergonómica, especialmente para los recién nacidos. Además, estos modelos ocupan muy poco espacio y son también económicos. Las cubeta de baño te ayudarán a sostener el cuerpo del bebé mientras lo lavas. Su hijo pequeño estará cómodamente tumbado en su bañera para disfrutar de este momento de relajación.

Bañeras con cambiador

Este tipo de bañera para bebés es particularmente ingenioso ya que combina las funciones de la bañera clásica y del cambiador. Cambiar de un uso a otro es muy simple. Sobre todo, la bañera con cambiador le ofrece la posibilidad de tener a su alcance todos los artículos de aseo y vestuarios necesarios, lo que hace su baño mucho más sencillo. Por lo tanto, después del baño, es muy fácil secar y luego vestir al bebé sin tener que moverlo mucho. Sin embargo, es aconsejable tener un baño grande para acomodar este tipo de bañera para bebés.

Bañeras hinchables

Todos sabemos que la piel del bebé es frágil y no se recomienda bañarse cada día, por esto, la bañera para bebés  hinchable sigue siendo un buen compañero, hasta para acompañarle en sus viajes. Desinflada, puede caber en una maleta de viaje, lo que lo hace extremadamente fácil de transportar.

La única limitación es la necesidad de inflarla y desinflarla cada vez que la usas.

Bañeras plegables

Al igual que la versión hinchable, la bañera plegable se recomienda para un uso ocasional, durante las vacaciones o cuando se viaja. Pero también es ideal para usar en un baño muy pequeño. Se puede plegar de forma muy sencilla y se puede almacenar fácilmente, ocupando un mínimo de espacio.

Cabe señalar que existen los llamados modelos de bañeras de bebés “evolutivas” que acompañan el crecimiento del bebé desde su nacimiento, adaptándose a su tamaño y edad.

Nuestra bañera para bebes preferida

Características de la bañera para bebes Tigex

Esta bañera proporciona comodidad a los padres y al bebé de 0 a 18 meses.

Para la comodidad de los padres:

  • Muescas para la comodidad de los brazos de mamá y papá.
  • Un asa de transporte

Un diseño avanzado y práctico:

  • Una muesca para poner el cabezal de la ducha para llenar la bañera.
  • Drenaje simple y conveniente: el tapón está conectado a la bañera
  • Jaboneras y botellas de gel de ducha
  • Material suave y antideslizante, y confortable para el bebé: para la posición acostada, y para la posición en el anillo de baño (se vende por separado).
  • Decoraciones marinas en el fondo de la bañera y juegos en el anillo de baño (se venden por separado).
  • Posibilidad de fijar la bañera en un trípode (se vende por separado) para lavar al bebé a la altura del adulto.

Accesorios para acompañar la bañera del bebé

Después de elegir una bañera para bebés, puede elegir también algunos accesorios de baño para asegurarse de que este momento de relajación se produzca en las mejores condiciones posibles. Aquí os dejamos algunas ideas:

Empezando por el termómetro: le permitirá asegurarse de que el agua de la bañera del bebé está entre 35 y 37°C, la temperatura ideal para su hijo. Como recordatorio, el nivel del agua debe llegar a las caderas del bebé y no exceder el ombligo.

Jabón, champú, toalla de baño: asegúrate de tener a mano todo lo necesario para el baño de tu bebé y para salir del agua. De esa manera, no tendrás que irte, ni siquiera por un corto tiempo, mientras tu hijo está en la bañera.

Y si tu bebé puede sentarse solo, puedes optar por un anillo de baño. Este asiento ergonómico le proporcionará a su hijo un buen apoyo mientras que al mismo tiempo le permitirá suficiente libertad de movimiento para que juegue y disfrute plenamente del baño y de su nueva bañera.

¿El primer baño de tu bebé?

El primer baño del bebé sólo debe hacerse después de que el cordón umbilical haya caído, lo que generalmente ocurre alrededor de 10-15 días. Antes de este evento, el agua y la humedad pueden impedir que la piel alrededor del cordón umbilical se cure adecuadamente y puede producirse una infección.

¿Cuál es la mejor hora para bañar a tu bebé?

El momento ideal para tomar un baño es subjetivo. Debería ser un momento agradable tanto para el bebé como para la madre. Un momento de abrazos y ternura. Es preferible hacerlo fuera de las comidas para no perturbar la digestión. El baño tiene un efecto relajante que le ayudará a dormirse mejor, así que lo ideal sería antes de la cena.