Carritos Jané

Ligeros, ultracompactos y fáciles de manejar, los carritos Jané convertirán tus paseos en una experiencia relajante, tanto en la ciudad como en el campo. Descubra rápidamente todos los modelos de carritos de la marca Jané gracias nuestra selección.

Los mejores carritos Jané

Carritos Jané: nuestros consejos de compra

Creada en 1932, Jané es una marca comprometida con el cuidado de los niños, siendo una marca muy activa en particular junto con el UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia). El diseño de sus productos se basa en 3 ideas: seguridad, calidad y funcionalidad.

¿Qué carrito Jané elegir?

Los carritos de la marca española Jané están disponibles en varios modelos que pueden combinarse con un capazo y/o una cuna de Jané. Esto hace que la inversión inicial valga la pena, porque se paga por sí misma rápidamente y no tienes que comprar un nuevo carrito después de 6 meses.

Los carritos Jané más comprados son:

  1. Jané Epic – es el nuevo carrito de Jané. Deportivo, compacto y dinámico con un diseño urbano y vanguardista.
  2. Jané Rider – el cochecito Rider, gracias a su estructura tubular de aluminio anodizado, es el imprescindible de todos los cochecitos Jané.
  3. Jané Muum – es un nuevo tipo de carrito, que combina a la perfección las últimas novedades del diseño con las características más novedosas cuando nos referimos a la seguridad y el bienestar del bebé.
  4. Jané Trider – es el carrito de tres ruedas de Jané, perfecto para adaptarse a todo tipo de terreno.
  5. Jané Kendo – es el carrito de Jané ideal para dar paseos largos sin sentir algún peso al llevarlo.

¿Por qué elegir un carrito Jané?

En términos de maniobrabilidad, los carritos de la marca española Jané marcan la diferencia. De hecho, todo parece haber sido diseñado con un único objetivo: el de hacer la vida más fácil a los padres y optimizar la comodidad del bebé. Entre la lista de ventajas de los cochecitos de Jané están:

  • El marco de aluminio tubular es el elemento que hace que la estructura del carrito sea ultraligera.
  • Los neumáticos de poliuretano de alta resistencia ayudan para una buena amortiguación.
  • Suspensión independiente en las grandes ruedas traseras y en las pequeñas ruedas delanteras giratorias: esto hace que el viaje sea suave y agradable, incluso en los viajes largos
  • La bolsa de la compra es de fácil acceso y se ha dejado un espacio libre para los pies para que el carrito Jané pueda ser empujado más fácilmente (es la famosa estructura en forma de “c” invertida).
  • El sistema de plegado patentado que es fácil, intuitivo y rápido. Para un carrito aún más compacto, una vez plegado, se pueden quitar las ruedas traseras.

La comodidad de los carrito Jané es lo primero

Los carritos de Jané no escatiman en la comodidad del bebé. Los materiales utilizados son impermeables – por lo que no puede penetrar el agua u otros líquidos – y transpirables. La mayoría de las fundas también son desmontables y lavables para una higiene óptima.

El respaldo reclinable multiposición permanece independiente del reposapiés, mientras que la hamaca reversible puede colocarse hacia adelante o hacia atrás en la carretera.

Otro punto positivo es que el asiento es espacioso y cómodo, dando al niño más espacio. Además, la mayoría de los modelos incluyen una cubierta para la lluvia y una bolsa.